Me quería ahorrar impuestos.

30 noviembre, 2016

Domingo 17 de septiembre de 2006

CONSULTA AL ABOGADO

Me venden un terreno y al ir con el notario para que se otorgue la escritura le pedí que señalara un precio de operación más bajo para ahorrarme impuestos y gastos.  ¿Cuáles son las consecuencias de esta maniobra, si además el notario se negó a satisfacer mi petición?

La ley señala que el contrato de compraventa debe de otorgarse en escritura pública ante notario.

Entre las obligaciones del notario, está la de redactar el documento en la forma en que los otorgantes, comprador y vendedor, hayan convenido.

El precio de la compraventa es un elemento esencial en los contratos de esta naturaleza y deberá de consignarse en la escritura el valor realmente satisfecho por el inmueble aún y cuando sea a plazo o a crédito.  Los impuestos y algunos derechos se pagan al gobierno en relación al importe de la operación o de avalúo.

No es recomendable consignar en la escritura un precio diferente al real porque se aparta de lo que dispone la ley.

Al asentarse el precio real, el comprador tendrá un comprobante de la cantidad de dinero que realmente pagó por el inmueble y los impuestos, derechos, gastos y honorarios los podrá deducir de su utilidad cuando a su vez venda el inmueble.

El vendedor pagará el impuesto sobre la renta por la utilidad en la operación y acumulará el ingreso obtenido en su declaración anual.  Así mismo tendrá un documento fehaciente para comprobar el ingreso al depositar el producto de la venta en una institución de crédito o inclusive para transferirlos al extranjero.

Por su parte, conviene a ambas partes señalar el precio realmente pagado, toda vez que si por alguna razón se rescindiera la compraventa, se devolvería el terreno pagado y el precio realmente cubierto.

Fiscalmente, consignar un valor más bajo podría incurrir en la generación de otros impuestos más gravosos.

Por su parte, el notario debe siempre consignar el valor real de la operación en la escritura levantada ante su fe, por exigirlo así la ley y que adicionalmente el notario es responsable solidario del pago de los impuestos.

Hoy es el cumpleaños octogésimo cuarto de mi padre, Humberto J. Velarde, a quien con amor filial deseo salud, bienestar y felicidad.

LIC. JORGE LUIS VELARDE DANACHE
Quinta 1510, entre Bravo y Bustamante
Matamoros, Tamaulipas
E-mail: jvelarde@prodigy.net.mx