Me la dieron para vender, y yo la quiero comprar.

6 diciembre, 2016

Domingo 23 de noviembre de 2003

CONSULTA AL ABOGADO

Me van a otorgar un poder para vender una propiedad, pero es muy posible que yo mismo quiera comprarla. ¿Cómo se debe otorgar el poder en ese caso?

Cuando una persona le da a otra facultades para realizar un acto jurídico determinado, deberá hacerse un poder que contenga los requisitos y menciones que señala la ley.

En este caso deberá acudir a la asesoría y asistencia de un notario público, quien deberá elaborar el documento correspondiente para que una vez firmado por el interesado pueda surtir los efectos legales correspondientes.

El poder que se requiere para vender un inmueble es el que la ley denomina para “actos de dominio”, o sea para que el apoderado realice todos los actos jurídicos necesarios como si fuera el dueño del terreno.

En el mismo documento se puede especificar que el apoderado (el que va a ejercer el poder) tenga facultades para “contratar consigo mismo” y así, usted tiene facultades otorgadas por el dueño para vender y en caso de que usted así lo requiera, podrá celebrar usted mismo el contrato de compraventa correspondiente, actuando usted como apoderado del dueño vendiendo el terreno y actuando también como comprador del mismo inmueble en el mismo contrato.  Esta facultad se entiende únicamente si la persona que le otorgó el poder le confirió facultades, como dije anteriormente “para contratar consigo mismo”

Otra consideración que se tiene que tomar con cuidado al otorgarse un poder, es la relativa a la obligación de rendir cuentas, la cual consiste en que el apoderado, al ejercer el poder tiene la obligación de presentar a quien le otorgó el poder las cuentas correspondientes a los actos celebrados con motivo del poder.  O sea, que el apoderado no es autónomo para hacer lo que le venga en gana cuando le dieron el poder, sino que deberá sujetarse a las instrucciones y facultades que se le otorgaron en el documento mismo.  También puede renunciarse a la obligación de rendir cuentas, la que deberá también constar por escrito.

El apoderado no podrá celebrar el contrato de donación si no se le otorgaron facultades expresas para ello, pues como se ha definido por los tribunales, la donación tiene efectos liberatorios para el poderdante, y que no es factible que el apoderado vaya y done el inmueble sin obtener la contraprestación correspondiente, pues como es sabido, el apoderado debe cuidar los bienes de su representado y no dilapidarlos.

LIC. JORGE LUIS VELARDE DANACHE
Quinta 1510, entre Bravo y Bustamante
Matamoros, Tamaulipas
E-mail: jvelarde@prodigy.net.mx